En los últimos años, los taburetes se han puesto de moda. Y es que gracias a su estructura sencilla, resultan muebles muy versátiles y prácticos, pues son ligeros, cómodos, de fácil desplazamiento y ahorran espacio. Los podemos utilizar como mesas de centro, mesa lateral, sillas, sillón, banco, reposa pies, burós, canasto de ropa. En fin, muchísimos usos que se adaptan a diferentes espacios como las recámaras, estudio, terrazas, jardín, cocina, sala, comedor. Además, lucen muy bien. Particularmente, en la sala le dan un toque casual y de confort. Actualmente. Podemos encontrar diversos diseños, de diferentes materiales y acabados, lo que nos permite adaptarlo a cualquier estilo de diseño interior.