A veces no sabemos qué elementos decorativos quedarán mejor en nuestra habitación, en el salón o en la nueva cocina. O que dudemos a la hora de decantarnos por un color para las paredes, o la tapicería… Te suena, ¿verdad? La culpa la tiene nuestra escasa visión espacial. Aunque tengamos una ligera idea de cómo puede quedar, siempre nos dará miedo que no encaje del todo. Y es que, sin tecnología de por medio, solo tendremos eso, una ligera idea. Pero si quieres una idea certera, basada en prueba que puedas ver con tus propios ojos, no te queda más remedio que pasarte al maravilloso bando de los decoradores virtuales.